14.jpg

A partir de 1990 los antiguos moradores de San Juan del Norte regresaron al delta, pero esta vez decidieron fundar una nueva población, a la que denominaron New Greytown. Quedó establecida a orillas del ancho Río Indio, a unos 3 kms del lugar donde éste vierte su caudal a la laguna. En la nueva población hay unos sencillos pero cómodos albergues (Paraíso Virgen & Indio Lodge, y un barco-hotel llamado Blue Wing) para los visitantes.

El Río Indio nace en el corazón de la selva que hoy constituye la Reserva Biológica Indio-Maíz. En sus últimos 17 kms es un majestuoso y rectilíneo corredor de agua, de unos 200 metros de anchura. Esta sección es perfectamente navegable en embarcaciones de mediano calado, ya que el río discurre sobre un alargado y profundo lecho, paralelo a la costa del Caribe, del que apenas lo separa una igualmente alargada barrera de cien metros de anchura, cubierta de cocoteros.

Cerca del nuevo Greytown, en medio de esta barrera angosta, se encuentra la Laguna Azul, un bello paraje natural capaz de satisfacer la más exigente turista de aventura que desee encontrar un lugar tranquilo y silvestre y disfrutar de un baño entre sus incitadoras aguas dulces, transparentes y refrescantes.

A pocos pasos de ahí está el mar Caribe cuyas playas de arena oscuras y magnéticas arrastradas por los afluentes del San Juan desde los volcanes del interior de Costa Rica, están sembradas de gráciles cocoteros, rastreras ipoemas o uvas de playa, y multitud de icacos.