15.jpg

El turismo se ha transformado en la primera fuente de ingresos para Nicaragua, que en el 2004 percibió 179 millones de dólares, según cifras suministradas por la ministra.

Durante ese año, 132.000 estadounidenses visitaron esa nación, seguidos por los hondureños con 127.000 visitantes, 99.674 costarricenses, 44.000 europeos y 15.000 canadienses.

La meta del gobierno nicaraguense para el 2008 es aumentar la visita de los turistas a 850.000 personas, incrementar la estadía promedio de 3,5 días a 4,5 días, el gasto promedio de 75 dólares a 100 dólares diarios y los ingresos a 425 millones de dólares.

Pero Nicaragua es el país que tiene menos infraestructura hotelera en Centroamérica, por lo que está en conversaciones con cadenas hoteleras españolas para que impulsen proyectos tendentes a dinamizar el sector con inversiones de aproximadamente 150 millones de dólares.

“En este momento hay tres cadenas hoteleras españolas que están interesadas en abrir el mercado en Nicaragua, ya existe en el país la cadena Barceló. Estamos hablando de que invertirían cincuenta millones de dólares cada una”, informó la ministra, pero declinó suministrar los nombres por razones de confidencialidad.

La ministra explicó que Nicaragua, el país más grande de Centroamérica, ha desarrollado poco la infraestructura turística en comparación con alguno de sus vecinos, como Costa Rica y Guatemala, debido a las dificultades que los nicaragüenses afrontaron durante la década de los años ochenta.

Ubicada entre dos mares, el Pacífico y el Caribe, Nicaragua ofrece a los turistas playas de blancas arenas, muchas de ellas en su estado natural, y lagos como el de Nicaragua, conocido como Cocibolca, donde hay tiburones.

Turismo en Nicaragua: aportes y desafios.

A pesar de ser uno de los pilares de la economía, Nicaragua aún debe superar una serie de obstáculos que impiden un crecimiento aún mayor al registrado (10 por ciento anual) de la actividad turística.