El hecho de que Zelaya, antiguo presidente de Honduras esté en Nicaragua puede ser un signo para preocuparse, aunque según el gobierno de este país, la presencia de Zelaya y sus seguidores no pone en riesgo la seguridad de la frontera entre Nicaragua y Honduras, algo complicado de entender, ya que en cualquier momento puede haber enfrentamientos entre ambos bandos y esto podría ocasionar un conflicto cerca de la frontera entre ambos países.

zelaya.jpg

De momento la ministra de Nicaragua ha resaltado que la seguridad por la presencia de Zelaya en el país, justo en la zona fronteriza es algo que no les afecta en cuanto a seguridad se refiere, algo tranquilizador para los ciudadanos de la frontera, ya que lo que menos se quiere que Nicaragua sufra un conflicto que se vive en Honduras, porque bastantes asuntos tiene Nicaragua como para preocuparse de un tema tan delicado como la presidencia de Honduras y Zelaya, que fue expulsado del país y de la presidencia de una manera poco racional.

Mientras que la ministra diga que no hay problema alguno, seguramente no lo habrá, por lo que habrá que seguir manteniendo la calma y todos los ciudadanos que vivan cerca de Zelaya también, ya que los conflictos están en Honduras en todo momento y mientras Zelaya siga en el país todo estará tranquilo, por lo que es algo muy interesante saberlo. De todos modos cuando antes se solucione la situación con la presidencia, mucho mejor para todos, tanto para Honduras como para Nicaragua.