Estamos en plena época de huracanes en el Caribe y como es habitual se aproxima nuevamente una depresión a Nicaragua. Este país siempre está atento a este tipo de acontecimientos, porque se pueden derivar a otra cosa, por lo que es importante no perderlo de vista. Ya son 11 las depresiones que se han dirigido hasta Nicaragua en lo que va de temporada de huracanes, que es algo muy habitual en muchos países y que suele pasar por varios de ellos. Nicaragua se encuentra pendiente de esta depresión que ha pasado por Costa Rica y que ahora se dirige a este país.

mar-caribe.jpg

Siempre hay que estar pendiente de lo que pueda suceder después de esta depresión, porque en caso de huracanes y demás hay que estar muy prevenido, para que la zona pueda ser evacuada y cada uno pueda tomar sus propias medidas. Las inundaciones y los fuertes fuertes vientos suelen ser las grandes consecuencias de los huracanes en cualquier parte del mundo. El estar prevenido puede salvar muchas vidas.

En Nicaragua es normal estar pendientes de las depresiones y tanto en este país como en muchos otros, es una situación que se repite cada año y que los ciudadanos lo toman como algo habitual y a lo que deben estar atentos, sobre todo en caso de sucesos muy graves, porque la fuerza de los huracanes suele ser muy importante, capaz de llevarse por delante todo lo que se ponga a su paso. La fuerza de la naturaleza está muy presente en Nicaragua y la depresión es el primer paso.

Foto|Imageshack