Nicaragua es otro de los países donde la discriminación a gays es un hecho muy patente, ya que buena parte de la población se cree que los gays son drogadictos, criminales y demás, algo que está muy lejos de ser cierto. La población de homosexuales pide que se deje de discriminar y que se castigue por ello, porque son personas con los mismos derechos, por lo que se merecen el máximo respeto, tanto como a cualquier otra persona, pero la realidad es todavía muy diferente a este escenario que existe en otros países.

gays.jpg

Todavía en Nigeria hay personas que piensan de una manera antigua y sin sentido alguno, porque nunca hay nada de malo en ser gay, es simplemente una opción igualmente buena que ser heterosexual. El ser humano es libre de elegir lo que quiere hacer en la vida y por lo tanto es libre de elegir con la persona con la que quiere estar en su vida, algo que todos hacen cuando eligen a su pareja y que los gays tienen ese derecho de poder elegir sin que nadie la discrimine por hacerlo.

Hay personas que dicen que no les agrada los gays. No hay que obligar a que te agrade alguien, pero simplemente hay que mostrar respeto, aunque no te guste esta opción, pero lo mínimo que se puede pedir es que se respete. Los gays avanzan poco a poco en latinoamérica y en Nicaragua los pasos son diminutos, pero algo se está avanzando, gracias al entendimiento de muchas personas, que van entrando en razón y no relacionando la homosexualidad con los criminales o drogadictos.