Nicaragua es uno de esos países donde la pobreza es extremadamente alta y es por ello que no nos extraña que Nicaragua sea el segundo país de toda latinoamérica más pobre. Un 70% de la población se encuentra en la pobreza, un dato que realmente nos muestra que la realidad en este país es terrible y de ese 70% cerca de la mitad se encuentra en una pobreza extrema, un dato todavía mucho peor del que nos podíamos imaginar, porque hay muchas familias dentro del país que prácticamente no tienen para comer a diario y que poder comer cada día es el único objetivo.

nicaragua1.jpg

Lo peor de todo es que muchos niños y jóvenes sufren gravemente las consecuencias de la pobreza, debido a que no tienen nutrientes para crecer fuertes, con buenos huesos y músculos adecuados, por lo que la desnutrición infantil es mucho peor que la de los adultos, que ya tienen una estructura ósea adecuada. A esta situación están muchos otros países en latinoamérica pero no es tan dramática de Nicaragua, que con el paso de los años sigue empeorando su situación.

Siempre que hablamos de pobreza debemos pensar que son muchas familias las que no pueden siquiera comer cada día y que lo que pueden comer no es ni mucho menos una alimentación variada, cantidad correcta ni tampoco los alimentos que conforman la alimentación equilibrada. Nicaragua deberá seguir luchando porque la situación en la que se encuentran muchas familias y ciudadanos del país, puedan mejorar y al menos los que viven en una situación de pobreza extrema, mejoren y puedan tener alimentos y lo mínimo para comer.

Foto|Elnuevodiario